​​No esperes a que sea año nuevo para cambiar tus deseos y hábitos

​​No esperes a que sea año nuevo para cambiar tus deseos y hábitos

Nos encontramos a pocos meses de que finalice el año y generalmente los últimos días del mes son los más rápidos en pasar. Si tomamos en cuenta que nos encontramos en agosto, septiembre, octubre, noviembre, diciembre y ¡Feliz Año Nuevo! Algo que sucede a muchas personas es que estos últimos meses sienten mucha presión acerca de lo que lograron y lo que no también.

Generalmente la fecha en la que las personas se comienzan a preparar para despedir el año es en el mes de diciembre, cuándo las personas están buscando qué nuevos hábitos adaptar, los deseos y metas que desean cumplir para otro año que llega, olvidando un poco, que también se debe de hacer una recapitulación de lo que ha sucedido y la mejor manera de hacerlo es a mediados de año, justo, en estas fechas.

 

¿Cómo comenzar a hacer una revisión de lo que va del 2022?

Te recomendamos agendar aproximadamente dos horas en un día a la semana, con una hora también bastará, pero te sugerimos que sea más porque el momento se pone nostáligo y necesitarás mucha energía para poder recapitular mes con mes.

Lo primero que tienes que hacer es:

  • Reservar al menos 1 hora en un día que tengas libre
  • Conexión a internet, tu celular o computadora
  • Hojas de papel y plumas (pueden ser de diferentes colores)
  • Calendario

Lo que nosotros recomendamos es voltear a ver cómo inició el año en curso (en este caso 2022) abriendo el calendario en donde agendes todos tus días, ya sea en un calendario digital o una agenda / libreta. Lo importante de este ejercicio es darse cuenta que nuestros meses fueron productivos, recapitular los picos importantes y los proyectos más valiosos para nosotros durante estos meses, es importante repasar: enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio y julio.

Ahora: aquí es donde necesitaremos nuestra libreta/ hojas. Lo que haremos a continuación es un ejercicio de recapitulación mensual. Nos ayudará mucho tener nuestro calendario y redes sociales en esas fechas en específico para refrescar la memoria sobre lo que sucedió en esas fechas. Actualmente; con la saturación de agenda y contenidos en redes sociales, puede ser difícil recordar lo que ha ido pasando.

Vamos a dividir las hojas por los meses del año que hayan pasado y vamos a realizar las columnas:

  • Fechas más importantes del mes
  • Eventos importantes del mes 
  • Días que tomaste para ti mismo/a en el mes
  • Proyectos más importantes de los que formaste este mes
  • Juntas importantes del mes

 

Vamos a ir bajando la información de una manera lenta y consciente. Esto quiere decir que no tienes que recordar todo 100% con tu memoria, para eso, ayudará la agenda y el calendario.

Te sugerimos que detrás de esta hoja puedas tener un espacio libre para anotar lo más importante: sentimientos, experiencias, miedos, háblate a ti mismo/a y recapitula que fue lo más maravilloso de ese mes.

Este ejercicio funciona perfectamente bien para estar en el aquí y en el ahora. Cuando pasan los días quizás no notamos en las actividades diarias que ha pasado el tiempo y que también hemos logrado cosas increíbles. Lo mejor de esta actividad es que una vez que logres identificar qué es lo más valioso que lograste mes con mes, te ayudará, definitivamente a bajar un poco más de propuestas que quieras lograr para el próximo año. 

 

Coloca una palabra por mes

Algo muy valioso de esta actividad es lograr bautizar cada mes con una palabra que engloba todo lo que hiciste, lograste y sentiste durante ese mes. Es como nombrar cada mes con una palabra que defina bien dependiendo de lo que lograste identificar durante el mes para que sea más sencillo saber en dónde estás y hacia donde quieres ir.

 

Por ejemplo:

Enero = Miedos

Febrero = Avance

Marzo = Proyectos

Abril = Viajes

Etc…

 

Lo que has logrado y lo que no

Otro ejercicio que será de mucha utilidad es una lista de las cosas que has conseguido y otra lista de las que aún no. ¿Para qué? De esta manera lograremos identificar lo que ya está hecho y a lo que debemos pasar. 

Es muy importante que reconozcas que este ejercicio no es un castigo, no sientas culpa, ansiedad o angustia de rellenar y colocar la información en la tabla de “lo que no he logrado”, recuerda que este ejercicio, es solamente para identificar cómo podemos mejorar y alcanzar esos objetivos.

Entre más honesto seas contigo mismo/a más efecto tendrá este ejercicio.

Sigue el siguiente ejemplo:

Cosas que he logrado en 6 meses Lo que no he logrado en 6 meses 
Registrar mi marca Elaboración de contratos
Viajar 3 veces  Calendario de redes sociales

 

De todo se aprende:

Esperamos que estos ejercicios sean valiosos para ti. Recuerda que no necesariamente debe ser 1 de enero del próximo año para comenzar desde cero.



Contáctanos por WhatsApp!