Tips de comunicación para armar tu pitch de venta

Tips de comunicación para armar tu pitch de venta

Existen muy buenas ideas y muy buenos proyectos, pero, ¿qué es algo que los emprendedores dejan pasar muchas veces a la hora de comunicar sus proyectos? La manera en la que elaboran su pitch de venta. Este es utilizado para presentar tu proyecto ante inversionistas y cualquier persona que esté interesada en tu negocio para fines comerciales o de colaboración.

Hoy en día el pitch de venta es esencial y debería de ser una de las prioridades principales para los emprendedores, ya que viviendo en un mundo digital, incluso comunicarlo a través de un correo electrónico, videollamada o de manera presencial, puede determinar el futuro de sus negocios.

Este concepto no solamente nace de “lo que comunicamos”, sino, cómo lo hacemos y mucho tiene que ver el lenguaje corporal, el tono de nuestra comunicación y el poco tiempo que se tiene para comunicar y transmitir esa idea / proyecto tan genial. Pero, muy pocas veces, los emprendedores logran cautivar a través de su pitch de ventas. 

Comencemos definiendo el concepto y sobre todo para que sirve. El pitch de venta  es el discurso que utilizan los vendedores o los agentes para convencer a un posible cliente de que compre determinado producto o adquiera un servicio. Este también es muy utilizado recientemente para adquirir inversión o levantamiento de capital de una empresa / startup. 

Prácticamente es contar la historia de: ¿qué resuelves y cómo lo resuelves? En un pequeño pitch. A continuación te brindamos algunos tips que pueden ayudarte a formular y/o mejorar tu estrategia de comunicación a la hora de presentar tu pitch, es importante, que primero se cuestionen las siguientes preguntas:

  • ¿Hacia quién va dirigido el pitch en esta ocasión? Es un cliente, un inversionista, un futuro socio, etc. El discurso siempre debe de cambiar de acuerdo con quien se le presente.
  • ¿Qué necesidad está siendo atendida? Es decir, el sector en el cual estás enfocando tus esfuerzos y los nichos de mercado que abarca tu empresa.
  • ¿Cuál es el nombre del producto/servicio y a qué categoría pertenece?
  • ¿Cuál es el beneficio principal o la razón por la que este pitch está siendo presentado en estos momentos? ¿Cómo convencerás a la persona que está frente a ti a formar parte del proyecto?
  • ¿Qué es lo que tiene tu proyecto de diferencia a la competencia que te rodea? Los emprendedores muchas veces olvidan que si, existe competencia, pero los mejores emprendedores deciden no enfocarse en ella, si no, en la diferencia que los llevará lejos. Muestra eso en tu pitch.
  • ¿Cuál es la propuesta de valor que ofreces? 

Algunos tips en lenguaje no verbal que pueden ayudarte a mejorar tu pitch. 

  • El contacto visual lo es todo: para cautivar a una audiencia es importante siempre mantener el contacto visual con las personas a las que estás presentando el proyecto. Si tienes una presentación que te está ayudando a respaldar el pitch, recuerda no leerla y simplemente poner gráficas o imágenes de apoyo. La comunicación debe fluir de manera natural.
  • Mantén la espalda recta y erguida: con esto se refuerza la impresión de seguridad, además, de que se aprovecha al máximo la capacidad pulmonar y debes utilizar el diafragma al hablar, no con la garganta, de esta manera no se hacen pausas innecesarias o extrañas para coger aire mientras hablas. 
  • Las manos, tu herramienta de seguridad: las manos representan mucho a la hora de dar un discurso o en este caso, un pitch, conecta tu cerebro con tu lenguaje no verbal y te darás cuenta de que las manos dicen mucho. Es importante no mostrarte nervioso (las manos se notan inmediatamente) en lugar de meterlas en los bolsillos porque no sabes dónde ponerlas, procura que estén visibles siempre y, a ser posible, con las palmas hacia arriba. 
  • Cuida el tono de tu voz: es recomendable hacer ejercicios de vocalización y respiración antes de presentar un pitch, por más que suene a que quizás eso es algo que hacen los cantantes antes de dar un concierto, te ayudará a mantener un tono con un volumen y velocidad media, entonando con naturalidad. La voz dice más de lo que crees.

Evita:

  • Tics
  • Tartamudear
  • Repetir o arrastrar palabras que no son necesarias como las muletillas (“bueno”, “este”, “eh”, “¿verdad?”, “¿no?”, “y…”, así como toda frase que de manera inconsciente repites constantemente, por ejemplo “finalmente”, “¿me explico?”, etc.)
  • Juguetear con accesorios como: pulseras, anillos, reloj (muestra nervios)
  • Mover la cabeza de un lado a otro
  • Ajustarse la ropa o tocarte la cara y el pelo continuamente.

Es importante recordarte que un buen pitch de venta no se elabora de la noche a la mañana, la práctica hará que todo esto sea más sencillo y que sientas más confianza a la hora de prepararte para presentarlo. 

 



Contáctanos por WhatsApp!