¿Cómo dejar de depender de la tecnología?

¿Cómo dejar de depender de la tecnología?

La tecnología llegó a este mundo para hacernos la vida más sencilla, pero… ¿A qué costo? A continuación, te platicaremos un poco acerca de cómo la tecnología nos ha vuelto dependientes de ella y te proporcionaremos algunos consejos para dejar de serlo.

Mucho se habla de qué la tecnología nos ha atrapado en el mal sentido, al grado de qué dependemos de ella para realizar los procesos más sencillos posibles por medio de nuestro smartphone. La tecnología ha evolucionado bastante a lo largo de los últimos veinte años y hemos llegado al punto de poder ver escenarios ficticios a través de unas gafas de realidad virtual. Pero, ¿realmente dependemos totalmente de la tecnología? Siempre hemos dependido de ciertos tipos de ayudas tecnológicas, es muy notorio qué esta nos facilita la mayor parte de los procesos qué vivimos día a día. Regularmente, cuando se habla de la dependencia tecnológica, hoy en día se suele acompañar de una fotografía de una gran multitud de gente mirando sus teléfonos.

Actualmente, vivimos en un tiempo donde si queremos solucionar algo es tan sencillo como sacar nuestro teléfono de nuestro bolsillo y buscar respuestas en internet y eso nos ha vuelto cada vez menos útiles como seres humanos. La tecnología llegó para hacernos la vida más fácil, pero también llegó a arrebatarnos cierta esencia de nuestra parte humana. Los dispositivos móviles no siempre son un foco de distracción, ya qué los usamos para nuestro trabajo, comunicación y para momentos de ocio. En cierto modo, todos somos dependientes de los grandes avances tecnológicos en cierto modo, ya qué utilizamos estas herramientas en actividades de nuestro día a día. Pero se llega a un punto donde dejamos de hacer las actividades qué realmente nos pueden ayudar y evitamos, por estar mucho tiempo tras la pantalla de nuestros dispositivos móviles. La tecnología está aquí para quedarse y jamás se irá, pero si podemos administrar nuestros tiempos en el uso de ella. A continuación, te daremos algunos consejos para qué poco a poco podamos ser menos dependientes de ella.

1.-Establece horarios:
Es normal qué utilicemos herramientas de tecnología para nuestras actividades de trabajo y/o escolares. Pero eso no significa qué debamos abusar de ello, al establecer horarios de uso de nuestros aparatos electrónicos estamos logrando el poder acostumbrarnos a realizar actividades sin ellos.

2.-Ocupa tu tiempo:
El tener tiempos libres en nuestro día a día es muy normal, pero en vez de utilizar ese tiempo en una red social. Mejor usa ese tiempo para realizar una actividad física, leer un libro, organizar pendientes, etc. El ocupar el tiempo libre en actividades qué no requieran un dispositivo electrónico nos ayuda a qué estemos ocupados haciendo otras cosas de utilidad.

3.-Establece retos a ti mismo:
Es totalmente normal el utilizar algún dispositivo durante algún momento del día, pero no 24/7. Intenta proponerte un reto donde solo lo usaras para las situaciones qué se te presenten necesarias, por ejemplo, en tu trabajo o en la escuela. Sugiérete el reto de no usar tecnología a partir de cierto momento y notarás como ese tiempo lo puedes usar en mejores cosas.

Realmente hemos dejado de aprender a defendernos por nosotros mismos, ya qué dependemos de algún dispositivo para realizar hasta la tarea más fácil, pero no siempre tiene qué ser así. Está en nosotros el ser dependientes totalmente de la tecnología o usarla con moderación para evitar caer en ese estado de dependencia. Ya qué tienes algunos consejos, te invitamos a ponerlos en práctica y verás qué podrás sentir un cambio drástico en tus rutinas diarias.



Contáctanos por WhatsApp!